≡ Top Menu

Antes de empezar

Maratón

Estudiar un idioma se asemeja mucho más a una maratón que a los cien metros planos

Antes de comenzar, es bueno aclarar algunos aspectos. En primer lugar, un idioma no es algo que se aprenda de la noche a la mañana. No existen métodos especiales ni fórmulas mágicas. Se requiere de tiempo, esfuerzo y dedicación. El tiempo que se demoren en ser fluidos dependerá del tiempo y empeño que den.

          El primer requisito es motivación. Si están leyendo esto porque deben aprender inglés por motivos laborales o de estudios, de forma obligada, les adelanto que se les hará más pesado. Siempre se puede, pero aprender de forma voluntaria, ayuda mucho. Una vez decidido empezar a estudiar, deben elegir el idioma.

          Además es mucho mejor estudiar a diario que mucho en un solo día. Nuestro cerebro maneja mejor pequeñas porciones de información de forma parcial que un gran cúmulo en una sola vez. Crea una rutina donde puedas repasar o estudiar cada día, a la misma hora. Puedes incluso despertar una hora más temprano para dedicar esa hora únicamente a estudiar. O en la noche, sacrificar la hora frente al televisor. Si existe la voluntad, hay tiempo.

          Respecto a si tener o no profesor, es algo personal. Si sienten que para progresar deben tener uno, contrátenlo. Por mi experiencia, no es recomendable ser un autodidacta puro. Siempre es bueno tener un profesor o alguien que nos ayude, con quien hacer consultas o practicar. Este profesor no necesariamente será pagado. Revisen las opciones para tener algún tutor aquí. Como alumnos, en las clases debemos ser proactivos. Es mucho mejor llegar con dudas a esperar que el profesor comience a enseñarnos alguna materia.

Artículos

Dejar un comentario

0 comentarios… add one

Lista de correo

El cardenal Giuseppe Gasparo Mezzofanti, llegó a dominar casi 38 idiomas y entender muchos más, antes de internet, la radio y televisión. Un prodigio de los idiomas.